Categorías
Crónicas Deportivas

Volveremos más fuertes

Al final no pudo ser, y que conste que uno no tenía mucha fe en la capacidad de esta plantilla para librarnos de este mal trago, hace ya demasiado tiempo que el equipo deambulaba como alma en pena por la Segunda División y siendo sinceros no parecía posible que pudieran ganar algún partido, salvo milagro o cosas raras de por medio, pero honestamente algunos pensábamos que al menos, y hablando en argot taurino, a este equipo le iba a quedar por dar el arreón del manso, pero ni por esas, de la vergüenza torera mejor ni hablamos. Resulta cuando menos sonrojante que de los cuatro equipos que debían ganar para intentar salvarse, el Logroñés fue el único que no hizo los deberes.

Una verdadera lástima que el sueño que arrancó en una noche de verano malagueña tras una tanda de penaltis se haya acabado tan pronto. Y lo es porque todos sabemos lo que cuesta llegar hasta estas instancias, fueron once años, unos mejores y otros menos buenos, pero es algo demasiado costoso como para tirarlo por la borda en el primer año. Resulta más doloroso aún para el aficionado que primero no pudo celebrar como se merecía el ascenso y después no ha podido disfrutar de acompañar a su equipo en el estadio.

A mi modo de ver han sido muchos y variados los errores que se han cometido en el debut de los blanquirrojos en el fútbol profesional, el primero; una plantilla mal confeccionada sin el mínimo de calidad requerida para competir con garantías en la élite, prácticamente en todos los puestos aunque siendo más sangrante el desaguisado cometido con el centro de la zaga. Entiendo que en muchos puestos el club ha sido reo de contratos firmados con anterioridad.

Aunque a mi personalmente el error que me parece más imperdonable es el de haberse dejado ir, no me da la sensación de que desde el club se haya hecho todo lo posible para evitarlo, desaprovechando la ventana de invierno, cuando se pudo apuntalar algunos puestos que ya se veían con muchos problemas y solamente se trajo a un jugador que vino a recuperarse aquí y que aportó por tanto muy poco y a otro que ha jugado solo en un islote corriendo como pollo sin cabeza y que hizo un gol en veintidos partidos. En fin, que teníamos al enfermo en la UCI y le sacamos el respirador.

Otro error clamoroso ha sido mantener a Sergio Rodríguez a capa y espada, debió ser cesado después del partido contra el Málaga en Las Gaunas cuando él mismo reconoció en la rueda de prensa que estaba sobrepasado por la situación, cuando prácticamente le imploró a Félix Revuelta que lo cesara, aunque también he de decir que tras no ser aceptada su petición a mi me faltó que acto seguido presentase su dimisión.

En fin y en resumidas cuentas que nos tocó pagar el pato de la bisoñez, pagamos la novatada y eso en la élite no se perdona, toca resetear, barajar de nuevo y volver a repartir las cartas. No volvemos al barro como he escuchado por ahí, caemos a una categoría recién formada donde en lugar de 80 equipos seremos 40, divididos en dos grupos de 20, por lo tanto el nivel competitivo aumentará y el premio para el primer clasificado será el ascenso directo.

Es perentorio por tanto ponerse a trabajar cuanto antes en un nuevo e ilusionante proyecto, otros años nos quejábamos de que los equipos que descendían del fútbol profesional recibían una suma importante de dinero lo cual los ayudaba a poder confeccionar plantillas más competitivas para intentar regresar cuanto antes, bueno este año nosotros vamos a tener ese privilegio, tratemos de hacer las cosas bien y podremos ser seguro unos de los máximos candidatos de la competición.

Eso en la parte económica pues en la parte social está claro que este club hace tiempo que ya ganó y por goleada, no existe en Logroño ningún debate, no dejéis que os vendan espejitos de colores, fue mucho antes del ascenso cuando esta ciudad eligió y fue por goleada el modelo al que quería apoyar, y lleva el nombre de la Unión Deportiva Logroñés, y aunque haya cuatro interesados en negar la evidencia, esto quedará más patente aún este año compartiendo categoría.

Aquí no se baja nadie, hay que tener claro que la vida de un club es una sumatoria de éxitos y fracasos, hoy estamos tristes pero de los fracasos se aprende más y que nadie tenga ninguna duda, volveremos más pronto que tarde y más fuertes que nunca.

“O al menos así lo veo yo”

Aúpa Logroñés

Por Fermín Gonzalo

Cronista y seguidor de la U.D. Logroñés, autor del blog #ÁreaBlanquirroja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s