Categorías
Crónicas Deportivas

El Logroñés se da un tiro en el pie

Lo de ayer en Las Gaunas es un duro varapalo además de una ocasión perdida para haberse acercado a la salvación dejando casi a una distancia kilométrica a un rival directo como es el Cartagena, pero es que además es la vuelta a la peor versión del cuadro riojano, una versión que parecía olvidada tras las cinco jornadas consecutivas sumando puntos.

Soy de la opinión de que al Logroñés le hizo mal encarar el partido sabiendo que contaba con una renta de cuatro puntos frente a su rival, porque por mucho que en la víspera el técnico riojano se pusiera el cassette y dijese que no iban a jugar pensando en esa ventaja y que saldrían a por el partido, desde el comienzo se vió que solo era una pose.

Se equivocaron de medio a mitad los logroñeses jugando con el freno de mano echado y olvidando todas las virtudes que los habían llevado a hacerse con ocho puntos de los últimos quince en disputa. Nunca dieron la sensación de haber tomado conciencia de la importancia del choque y parecía que su único afán era dejar pasar los minutos sin que nada pasara. Pero claro, esto no les venía nada bien a los cartageneros que siendo sabedores de que solo les servía la victoria para empezar a tener opciones de salvación, dieron un paso adelante y a punto estuvieron de adelantarse en el marcador si Rubén Castro no hubiera desperdiciado un remate claro de cabeza en el área chica. A todo esto seguíamos sin noticias del entramado ofensivo del Logroñés.

En la segunda parte los murcianos salieron decididos a llevar la iniciativa y colgaron un par de balones que se pasearon por las inmediaciones del arco de Santamaría afortunadamente sin encontrar rematador. Pero y como no, para que la versión de los blanquirrojos se pareciese aún más a la de tiempos que creíamos olvidados, faltaba el sempiterno error defensivo, otra vez una mano absurda dentro del área y el VAR que llama la atención del colegiado, penalty y Elady que no iba a desaprovechar tamaño regalo para establecer el 0-1 y dejarnos con una cara de tontos de acá a Lima.

Ya habíamos tenido que sufrir algo parecido en dos ocasiones anteriores, tanto Gorka como Álex Pérez habían cometido dos manos que costaron sendos penales, faltaba por unirse a la fiesta Bobadilla y ayer solo le faltó el matasuegras. Yo aún estoy por ver un dia que se siente cuando el rival te pone la alfombra roja en forma de unas manos totalmente evitables, pero bueno, ese es otro cantar y no creo que lo veamos.

A partir de ahí nervios y prisas, quedaba más de media hora pero ni desde el campo ni mucho menos desde el banco se dió con la tecla para cambiar semejante desaguisado. Los murcianos defendían lo logrado sin muchos dolores de cabeza pues los blanquirrojos eran incapaces de llegar con peligro al área rival, tan solo y casi al final un barullo dentro de la misma que no pudo ser rematado con acierto por ninguno de los delanteros locales que por allí pululaban.

Mención aparte merecen los dos últimos cambios realizados por Sergio Rodríguez, se supone que para tratar de buscar un empate al que ya le había hecho ojitos desde el pitido inicial. El plan era poner a Sidikki y a Leo Ruiz, dos jugadores con los que no venía contando desde hace varios partidos. Mal está la cosa y alguien debería de dar algún tipo de explicación cuando el delantero marroquí, casi inédito en la temporada, está por delante en la consideración del técnico que un chico como Bogusz, internacional Sub-21 por su país y cedido por el Leeds United de la Premiere League. A mi esto ya me empieza a oler y muy mal.

Por si fuera poco y como al perro flaco todo se le vuelven pulgas, el equipo local iba a ver como eran expulsados tres miembros de su staff, concretamente el entrenador de porteros, el propio Sergio y Olaetxea que ya miraba el partido desde la grada, en fin, una tarde desastrosa donde todo lo que podía salir mal salió mal, un paso atrás en toda la regla en las aspiraciones de salvar la categoría, un tiro en el pie que esperemos no traiga consecuencias porque la próxima parada es Castalia y allí si que no van a valer componendas, si ya antes era un partido marcado en rojo, tras lo de ayer se ha convertido en una auténtica final, y las finales como decía aquel no se juegan, se ganan.

“O así al menos lo veo yo”

Aúpa Logroñés y a ganar al Castellón.

Por Fermín Gonzalo

Cronista y seguidor de la U.D. Logroñés, autor del blog #ÁreaBlanquirroja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s