Categorías
Crónicas Deportivas

Estado de felicidad

Fotografía cortesía de @apostagraphic

Ese es el estado en el que parece que se ha instalado el Club y sobre todo su masa social, lo nunca visto, cayó la quinta victoria consecutiva, tercera seguida a domicilio y cuarto partido sin encajar goles. ¿Quién nos lo iba a decir hace algo más de un mes tras caer en Las Gaunas con el Lugo?, pero el fútbol tiene estas cosas y los equipos de SR ya han demostrado que cual motor diesel, les cuesta arrancar pero a la que lo hace alcanza sus mejores prestaciones.

No era el Heliodoro un campo a priori demasiado propicio para intentar continuar la racha, a las urgencias del cuadro tinerfeño se unía el que tradicionalmente este ha sido un estadio que siempre se nos dio mal, cierto es que era nuestra primera visita, pero ya en tiempos del extinto Club Deportivo Logroñés era un estadio maldito para los blanquirrojos.

Comenzó bien plantado el Logroñés, tratando de no atrincherarse atrás e intentando salir con buen manejo de balón, ciertos momentos de la primera parte hicieron recordar a la primera parte en el Carlos Tartiere. El Tenerife mostraba que entendía la importancia del partido y daba un pasito hacia adelante con alguna llegada no demasiado clara, si exceptuamos un disparo de Moore que lamió el larguero defendido por Santamaría, poco más. La defensa riojana se mostraba segura y desbarataba las llegadas del cuadro chicharrero.

En estas estábamos cuando llegó la jugada del partido, el internacional Sub-21 Clemente se inventó un pase entre líneas a Roni, y el asturiano tras gran control batía al meta tinerfeño de disparo cruzado. Otra vez la eficiencia blanquirroja que queda patente tras colarse en la defensa rival como cuchillo en mantequilla, otra estocada letal para llegar al descanso con ventaja en el electrónico.

En la segunda parte todos sabíamos de antemano que iba a tocar sufrir, que el Tenerife se nos iba a venir encima con todo como no podía ser de otra manera. A partir de entonces el cuadro riojano empezó a pensar en que había que guardar la renta obtenida y a fe que lo hizo. Hay una cosa clara, este equipo puede jugar mejor o peor, generar más o menos, pero lo que no se negocia es la entrega y el compromiso, de ambas cosas este equipo anda sobrado. Un equipo muy solidario en defensa y que no concedió grandes ocasiones al rival a pesar de su dominio.

De nuevo Sergio acertó a la hora de mover el banquillo, dio entrada a Bogusz y Siddiki como recambio de los dos puntas, ya bastante cansados. Destacar que el polaco mostró su tarjeta de presentación con un gran disparo desde fuera del área que repelió el meta chicharrero. Más tarde Jaime Sierra de gran trabajo dejó su puesto a Errasti y casi terminado el partido Unai Medina sustituía a Olaetxea para reforzar la defensa. Cambios que contribuyeron a dar oxígeno al equipo y conseguir el objetivo de traer los tres puntos para Logroño.

A destacar el partido serio que volvió a realizar Santamaría, más allá de dejar por cuarta vez el arco a cero realizó alguna intervención de merito y se le va viendo cada día más seguro y mas asentado en la portería blanquirroja, difícil se me antoja la vuelta de Miño, le tocará esperar.

Nota muy alta también para Roni, un nueve que me encanta por su lucha, por su brega, por como retiene y descarga los balones a los compañeros y por su calidad en los metros finales, terrenos donde a otros se les suele hacer de noche con bastante asiduidad. Para mi uno de los jugadores que mejor se ha adaptado a la nueva categoría.

Resumiendo, que más de uno tenemos que frotarnos los ojos ante la actualidad de este equipo, las cinco victorias al hilo están al alcance de muy poquitos, este año solo nosotros podemos presumir de ello. Contar ya con 20 puntos y séptimos en la clasificación es algo que nadie podía apenas soñar al comienzo de temporada.

Disfrutemos el momento, pero eso si, con los pies en el suelo, esto es muy largo y que nadie dude de que vendrán momentos no tan dulces, llegará también seguramente la mala racha, pero bueno, lo importante es hacer acopio de la mayor cantidad de puntos posibles porque es lo que nos va a acercar al objetivo, que no es otro que llegar a los cincuenta y tantos puntos que certifiquen la permanencia, a día de hoy solo eso importa.

Esta semana es corta, el jueves recibimos al Albacete, equipo de nuestra liga, que nadie nos quite la ilusión de lograr las sexta consecutiva.

Aupa Logroñés.

Por Fermín Gonzalo

Cronista y seguidor de la U.D. Logroñés, autor del blog #ÁreaBlanquirroja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s