Categorías
Crónicas Deportivas

AGUANTA CORAZÓN, AGUANTA

                         Imagen

Victoria sufrida, si, victoria de récord, también, motivos más que suficientes para salir anoche por las puertas del estadio más anchos que largos. Séptima victoria al hilo y siendo esta la primera vez que en la breve historia de la U.D Logroñés se consiguen sumar 21 puntos de manera consecutiva y que como no puede ser de otra manera nos coloca en lo más alto de la clasificación, bien es cierto que compartiendo liderato con los cachorros de Lezama.

Y si, se sufrió casi hasta el pitido final porque no todos los partidos se pueden ganar por cuatro cero, alguno ya se mal acostumbró, y porque enfrente había un equipo muy incómodo de los que a buen seguro va a dar bastantes sustos a los gallitos de la categoría, y si no al tiempo. Y eso que la cosa pintaba muy bien cuando antes del minuto cuatro David definía como los dioses ante el meta vasco poniendo el primero en el electrónico de Las Gaunas. Bien, intensidad, control en el medio campo y acierto en la llegada. Todo parecía encaminarse a algo parecido a lo que habíamos vivido en los dos últimos partidos de local, pero el Real Unión decidió no ajustarse a ese guión soñado y hacerlo añicos al conseguir el primer empate tras un disparo directo desde la frontal.

La afición local entendió que aquello era un accidente y trató de espolear a los suyos y así pocos minutos más tarde el equipo correspondía y Rayco peinaba un balón y lo mandaba a la red, de nuevo nos poníamos en ventaja. A partir de ahí unos minutos en los que bien el cuadro local pudo haber puesto el tercero, sin embargo, lejos de eso, fue de nuevo la visita quien volvió a aguar la fiesta casi cuando los jugadores estaban por enfilar el camino a vestuarios.

En la segunda mitad el Logroñés salió dispuesto a volver a tomar el mando del partido, pero fue en el minuto 61 cuando asistimos a lo mejor del partido, un tiro libre bastante lejano y magníficamente ejecutado por un jugador de otra categoría, el riojano Iñaki Sáenz que se está marcando un inicio de temporada de los que hacen época.

De ahí al final, alguna ocasión para haber puesto tierra de por medio, sobre todo un disparo desde fuera del área de Andy que fue a estrellarse contra la base del poste derecho del arco guipuzcoano. Y claro, como no se cerró el partido y atendiendo a los antecedentes más inmediatos el pánico y los nervios se apoderaron de la grada ante el temor de que se repitiese la historia, y en honor a la verdad se estuvo cerca, pero al final, y esta vez si, el guión original no se quebró.

Próximo domingo visitamos Lezama y con el liderato en solitario en juego, suerte y a por ello.

Por Fermín Gonzalo

Cronista y seguidor de la U.D. Logroñés, autor del blog #ÁreaBlanquirroja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s