Categorías
Crónicas Deportivas

QUE PASE EL SIGUIENTE

                              
                                    

 
Pues nada gente, que esto continúa y que ya como quien no quiere la cosa vamos por la sexta victoria al hilo y que no pare, oiga. Ciertamente que pocos podíamos atisbar siquiera estos números allí por la segunda jornada liguera cuando el Haro visitaba Las Gaunas y nos endosaba una dolorosa derrota. Pero bueno, daremos ese desliz por bien empleado si como parece, ha servido para que el equipo tomara conciencia de la situación y empezara a poner manos en pared.

Campo y partido muy chivos, como dicen por latinoamérica, para expresar las dificultades que se presumen a priori, terreno de juego de reducidas dimensiones, típico campo de la zona más al norte de la península, rival correoso, de los que no suelen poner las cosas demasiados sencillas y más en sus dominios. Un lugar, y lo veremos con el pasar de las jornadas, donde no serán muchos los equipos que consigan llevarse los tres puntos, y si no, al tiempo. Un cuadro el azulón que venía de empatar en Lezama y haciéndole tres goles al Athletic B.

No entramos bien en el partido, y justo es reconocer que de no ser por dos o tres certeras intervenciones de Miño el mismo podía se nos podía haber complicado y bastante. Afortunadamente la avalancha vasca duró diez o quince minutos y a partir de ahí el Logroñés empezó a desperezarse poco a poco y a ir tomando el control del partido. Cierto es que sin llevar peligro en exceso, si exceptuamos un balón que tras una salida en falso de su portero, Rubén no atinó a enviarla adentro teniendo el arco completamente vacío. Y en estas que casi cuando estábamos por irnos a la caseta un balón medido de Andy al área es controlado y remachado a la red por el “pichichi” Olaetxea.

Arrancó el segundo tiempo y el equipo dio, a mi modo de ver, una lección de lo que debe de ser controlar un partido en el que vas por delante en el marcador, no se concedieron ocasiones al rival y el único fallo fue que no supimos matar el partido en varias ocasiones que tuvimos para poder haberlo hecho y lo pudimos pagar caro, al final el Amorebieta apretó y casi tuvimos que llegar al final con el culo en una mano.

Mucho sufrimiento al final pero mereció la pena, victoria que nos permite seguir arriba en todo lo alto y con la ilusión por las nubes, pero esto no para y el sábado que viene subiremos a Las Gaunas a por la séptima seguida contra el Real Unión y después, pues eso, que pase el siguiente.

Por Fermín Gonzalo

Cronista y seguidor de la U.D. Logroñés, autor del blog #ÁreaBlanquirroja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s