Categorías
Crónicas Deportivas

                
                                

 DIGAMOS NO,  AL DOBLAJE EN EL CINE
Vengo de un pais en el que la herencia del franquismo nos obligó a ver las películas habladas en otro idioma dobladas al español, cercenándonos así, la posibilidad de poder disfrutar de las verdaderas voces de los actores, como corresponde. Aun hoy en dia, no se entiende en España el cine en V.O.S., son sólo unas pocas salas las que ofrecen a un reducido número de cinéfilos la posibilidad de disfrutar las películas como fueron concebidas. El antiguo régimen hace mucho tiempo que terminó, pero lamentablemente no ha habido un trabajo de reeducación en este sentido, no es fácil modificar algo a lo que te han acostumbrado desde chiquito, e incluso hoy en dia lo más fácil es resistirse al cambio, aduciendo excusas varias, como por ejemplo la consabida de que al tener que leer los subtítulos se pierden determinadas situaciones que suceden en pantalla, o la más rocambolesca, esgrimir que en España hay un gran elenco de actores de doblaje y que pasar las películas en su idioma original supondría mandar al desempleo a todo ese gremio.

En mi caso particular, y como soy un profundo enamorado del séptimo arte, ya estando allí empecé a sentir la necesidad de disfrutar del trabajo actoral en todo su esplendor, a no querer perderme detalle del mismo, a no permitir que otro tipo, por muy bueno que sea, ponga su voz por encima de la del actor original y me privara de la posibilidad de disfrutar de todos los matices con los que el actor moldeó a su personaje. No importa que tan buenos son los actores de doblaje, que es cierto que son grandes profesionales, pero no deja de ser una impostura. ¿Alguien entendería que un cantante español, por ejemplo, pusiese su voz por encima de la voz de un Elvis Presley?, y no, seguramente todos estaremos de acuerdo en que el experimento resultaría patético, ¿por qué entonces se permite que otra persona le ponga su voz a otro actor?.

Afortunadamente, en Argentina, en los cines y en la mayoría de los canales de televisión los films se pasan en versión original, animo desde aquí a todos aquellos que aun se resisten a hacerlo, a que cambien el chip, al principio puede costar un poquito, pero solo es cuestión de acostumbrarse y les puedo asegurar que no hay experiencia más placentera que con el tiempo poder reconocer las verdaderas voces de los Clint Eastwood, Robert De Niro, Al Pacino y demás, no es ni parecido a escucharlos con un acento autóctono, sea este cual fuera, se lo puedo asegurar.

Por Fermín Gonzalo

Cronista y seguidor de la U.D. Logroñés, autor del blog #ÁreaBlanquirroja

Una respuesta a “”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s