Categorías
Crónicas Deportivas

NUNCA HAY QUE ESCUPIR PARA ARRIBA

Desde hace un tiempo vengo viendo con tristeza y hasta desolación las noticias que llegan de mi pais, noticias que hablan de una crisis galopante y de los estragos que la misma está causando en la ciudadanía, sobre todo, y como casi siempre, pues sabido es que la cuerda se rompe siempre por el lado más débil, en la clase trabajadora que suele ser casi siempre la auténtica paganini de las fechorías que se mandan los de siempre, los especuladores a los que no se les mueve un pelo, ni falta que les hace, pues no son ellos los que se quedan sin trabajo, no son ellos los que pierden sus casas por no poder hacer frente a las hipotecas, muy al contrario ellos tienen sus riñones muy bien cubiertos, jamás quedan en fuera de juego, nunca van a agarrarlos con el pie cambiado, son expertos en eso.

Leía el otro dia que debido a la mala situación económica y a la consiguiente, por tanto, dificultad para encontrar un trabajo, con el cual ganarse medianamente la vida, no son pocos los españoles que se están viendo forzados a hacer las maletas y abandonar su pais en busca de un futuro mejor. Y me dio por pensar en las vueltas que da la vida, nosotros que fuimos en gran parte del siglo XX un pais de emigrantes, ya sea por motivos económicos o políticos, veíamos en los últimos tiempos como las tornas cambiaron y ahora eran otros los que venían a nuestra tierra en busca de todo aquello que en la suya les era negado.

A menudo la memoria de los pueblos es frágil, y sucede que cuando nos va bien, nos subimos a una moto imaginaria y olvidamos de donde venimos, creemos que fue siempre así y miramos por encima del ojo al que osa venir a nuestra casa a intentar ganarse el pan. En esos tiempos de bonanza hubo gente que no tuvo memoria, gente que olvidó que sus padres o abuelos un dia tuvieron que agarrar el montante y rajarse para otro lugar, ellos muchas veces también tuvieron que enfrentar la desconfianza y hasta el desprecio de aquellos que de igual manera sentían que aquellos españolitos llegaban a quitarles su trabajo. Me pregunto que pensarán hoy aquellos que discriminaban al inmigrante que llegaba en muchos casos a vivir una cultura diferente con la sana intención de trabajar y obtener un futuro mejor para él y los suyos.

Se dice que de todo, por malo que sea, se extraen cosas positivas, ojalá que esta crisis nos haga reflexionar, y que nunca más volvamos a mirar mal a aquel que para su desgracia tuvo que dejar su terruño para buscarse la vida en un lugar que no es el suyo, nos es bueno escupir para arriba, seguramente nos va a terminar por caer encima.

Por Fermín Gonzalo

Cronista y seguidor de la U.D. Logroñés, autor del blog #ÁreaBlanquirroja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s